miércoles, julio 18, 2007

El camino andado como individuo pareciera alejarnos de lo que dejamos atrás, pero al voltear te das cuenta de que esos recuerdos e imágenes de aciertos o de errores han pasado a través del tamiz de tus acciones y ya el polvo del camino se ha asentado para que puedas darte cuenta de que las luces del horizonte han moldeado y optimizado esas imágenes convirtiéndolas en límpidos peldaños imprescindibles para el camino que has seguido, peldaños que han contribuido a regalarte tu hoy.

3 comentarios:

coro dijo...

A veces es importante alejar aquello que decidimos dejar atrás para poder avanzar. La vida no siempre nos brinda la oportunidad de tamizar nuestros errores y por eso nos resistimos a enfrentar nuestras realidades. Aprovechemos los peldaños no sólo para construir el hoy, sino también un mejor mañana.

Consuelo dijo...

Que certeza¡¡ Solo ahora que miro hacia atras lo noto...

Todo ha sido imprescindible para llegar a mi hoy, a nuestro hoy... (la mochila se sigue llenando ;)

Kocol dijo...

A veces las palabras no bastan para describir los lugares en los que hemos estado; nada reemplaza a las sensaciones de las experiencias así que lo concreto es nuestro hoy, sí, para intentar construir un mejor mañana ¡y sí para seguir llenando la mochila! Un abrazo.