lunes, julio 16, 2007

Hay días en los cuales me pierdo buscando el norte, días en que no quiero buscarlo, días en que lo tengo y no lo sé, días en los que no sé que lo estoy buscando, días en los que lo encuentro y no sé para qué lo quería y días en los que disfruto con lo que tengo.

2 comentarios:

Cecilia dijo...

Me gusta tu filosofía y la forma como la reflejas en las palabras. Fluyes y comunicas fácilmente. Qué bueno haber encontrado tu blog... Saludos

Kocol dijo...

Ya era un sueño hecho realidad que alguien se detuviera a ver estas estructuras construidas con imágenes y texto, pero que se tome el tiempo para dejar su visión es un regalo de Dios. Gracias por ese tiempo, Cecilia.