lunes, agosto 13, 2007

4 comentarios:

cm dijo...

Refugio es cualquier sitio que escojamos donde nos podamos sentir amparados; es así como debemos convertir nuestro interior en el lugar predilecto donde sentirnos cobijados y en paz. Es esto en lo que debemos trabajar diariamente: En dejar atrás nuestros temores y convertir a nuestra esencia en ese lugar privilegiado donde siempre queramos estar.

Kocol dijo...

Siempre imaginé que en un alto y escarpado acantilado bañado por un bravío mar se encontraba un refugio en el que me encontraba con Dios pastor. Es esa la sensación, ese lugar predilecto que mencionas está dentro de nosotros y al exterior le damos la forma que más nos guste. Gracias por compartir tu visión.

Marisela dijo...

Feliz Kocol, que llevas tu casa a cuestas por siempre jamás...

Kocol dijo...

Y se visitan parajes que, de otra manera, sería imposible descubrir... Hay que viajar ligerito, sin cargas ni pesos innecesarios para no tener con qué escondernos y poder mostrarnos como somos...