martes, agosto 21, 2007

4 comentarios:

cm dijo...

¡ Es posible alcanzar el final siguiendo nuestros principios! Hay que evitar la dualidad en la forma de llegar a lo que consideramos nuestro último destino. Escojamos siempre lo que nos parezca bien, sustentados en los valores más esenciales y siempre con la certeza y la paz de haberlo intentado.

Poquitín dijo...

Kocol, yo creo que no hay final; todo es camino.

Kocol dijo...

CM, creo que es una buena frase que resume lo que debiera ser nuestro Norte. Podemos llegar donde queramos sin violentar nuestros valores y principios y es más rico dormir de noche sabiendo que estamos en paz con nosotros mismos. A veces parece que estamos en una carrera loca para conseguir cosas materiales y justificamos lo injustificable en nombre del "bienestar" propio.
Poquitin, comparto tu lindo pensamiento de que todo es un camino; gracias por recordármelo. Sigamos caminando...

_eL mismo que viste y calza... dijo...

Esta composición se ha vuelto parte fundamental del firmamento de mis bases emocionales.
De verdad, muy agradecido.
Me gusta mucho los lugares olfativos a donde me llevas.
Siempre me dejas esa sensación tan dulce…como la del polen.
Te mando kgs de abrazos y buena vibra…

_tEo…