miércoles, septiembre 12, 2007

"La primera vez que tuvo conciencia de su ubicación, se encontraba en las limpias arenas de la playa del antiguo hotel Concorde en la isla de Margarita. Su cuerpo intentaba esconderse entre la húmeda arena para protegerse del implacable vaivén de las aguas que le remojaban pero a la vez le alejaban de la línea de playa. Fue la primera vez que se dio cuenta de su solitud, ¡era uno!, su otra valva ya no estaba con él y su cuerpo se confundía entre las decenas de compañeros que parecían haber corrido con la misma suerte". Sobre Kocol.

No hay comentarios: