martes, septiembre 04, 2007

"La salida desde la playa El Yaque fue confusa. No lograba reconocer nada. Nunca había visto su mundo desde arriba, desde afuera. Se aferró a la proa del peñero y dejó que su mirada se perdiera en aquel horizonte que comenzaba a dibujarse en forma de costa blanquecina. Su cuerpo se acomodó a las gotas de agua salada que le humedecían, su valva cobró vida y quiso volar y se supo en casa". Sobre Kocol.

No hay comentarios: