jueves, septiembre 20, 2007

"Todo lo que soy ahora –dijo-, es el resultado de tantos años de no saber, de aprender, de tropezar, de caer, de equivocar, de comenzar otra vez. Y ése -argumentó- es mi mayor atributo. Al final del día, le gustaba cómo era. Aceptaba y reconocía sus fracasos y luchaba por desarrollar cada día más sus talentos, sus voluntades de bien, su deseo por mejorar sus rincones, su entorno, su mundo". Sobre Kocol.

3 comentarios:

Consuelo dijo...

Encuentro en la historia de Kocol...trozos de la mia esparcida :)

Eeeeeso nuevo look? Que linda¡

Kocol dijo...

Es la mía, la tuya, la de todos. Dime, hermana, ¿por qué entonces nos cuesta tanto comunicarnos y, a veces, nos creemos mejores que los demás? ¿Cómo podemos hacer para vivir en paz, armonía y amor? Ayúdame, Consuelo, ayúdanos.

Consuelo dijo...

Creo que nos hace falta amor, y la confianza que de él emana, y la fe y esperanza que nos aporta. La certeza que nos da que el otro siempre tiene algo bueno que brindarnos y que debemos comprometernos con el amor, el sin mentiras, el llano y claro.... Hay Kocol mas de eso no tengo idea, procuro descubrirlo en mi vivir.... y mira que he fallado¡

Un beso inmenso :)