miércoles, enero 09, 2008

Amanecía otro año. Kocol despertó a otra vida, a otros rumbos, al peligroso y emocionante acontecer de la responsabilidad de una decisión, a sabiendas de que, en cualquier caso, siempre podrá levantarse una y otra y otra vez...

2 comentarios:

Consuelo dijo...

Vidas paralelas? O le echamos la culpa al año chino? Por aquellos de los cambios y nuevas decisiones...

Exito¡ Valentia¡ Y si, nos levantaremos una y otra vez :)

Kocol dijo...

Gracias por re-aparecer!!! La verdad es que aquello de re-nacer de las cenizas parece una frase gastada pero... mientras, podemos verlo más lúdico y pensar que somos yo-yos filosóficos o montañas rusas actitudinales!!! Vale prestar ayuda para levantarse... cuenta conmigo!!!