sábado, abril 26, 2008

Esperan-za, sí.
¿Hoy? ¡Mucho mejor!

En la esquiva búsqueda de un mañana
que se aleja con cada segundo que pasa,
no perdamos la felicidad
que juega en un hoy
que nunca cesa.

No hay comentarios: