lunes, mayo 19, 2008

¡Ave María! ¡Ah, no, José!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El Helicoide de Caracas... Buen lugar para que Kocol repose, observe y "vuele".
¿El buen humor?
El arma a desenfundar.

Kocol dijo...

Vuele bien, anónimo, "vuele" bien la estela que dejó. Gracias por el aroma. Regrese cuando quiera.