martes, octubre 06, 2009

Uno, uno, uno...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

111111111111111 22222222222 33333333333 x100pre DIOS.......

voces dijo...

Es necesario amar para ama-necer.
Es plural remorir para rehacerse en ilusiones.
Son profanas aquellas que no alcanzamos.
Sagradas las ilusiones replantadas.
El jardín de los sueños crece mientras los mantengamos despiertos.
Eres Fecunda Gracia que da la caña dulce.
En un instante de anoche, pude haber nacido.
Me sé renaciendo, rena-riendo, rena-siendo cuando cada ama-necer te leo.

Qué fragancia tiene este mar que hoy me renace!

Kocol dijo...

Anónimo, las cuentas seguirán contándose y cre-"siendo" a tu lado, Dios mediante.
Voces, ¡vaya si tienes razón! Es a través del amor que se re-nace, se ama-nece cada día en agradecimiento ilusionado por la maravilla de estar vivo! Gracias a los dos!

voces dijo...

Renaciendo en las Esperandas:
Uno a Uno van pasando los días,
y sin cansancio, mi alma y yo, que somos dos en Uno, seguimos esperando, sin detenernos sin apresurarnos; perdurables en el árbol de la es-pera, aprendemos a madurar la paciencia, sobre una de sus ramitas, apaciblemente inquieta.
Descubrí que mis manos desfallecían de insomnio, una a una, esperan por las escrituras que se crean en las tuyas, o por stus imágenes, o por …
Kocol, tú tienes las llaves que abren las rosas?

Kocol dijo...

Voces... tu mente in-quieta sabe dónde buscar los espacios que lo abarcan todo y no pometen nada, donde los ayer y los manaña desaparecen para fundirse en un hoy en el que sólo tiene cabida la felicidad. Tú tienes la llave, Voces... ¡y las rosas también!