lunes, junio 30, 2014

Siempre...

Inquieto como una ola, sereno como el ancho mar, ¡y siempre...!