viernes, julio 06, 2007

El horizonte dibuja bocetos de otros mundos, cordilleras y nubes asumen formas arbitrarias que se unen, se funden, se separan y se alinean dejando entrever sus recónditos mundos internos, compactos, sueltos, animados… El azul del fondo, el del allá, del arriba, ayuda a delinear esas caprichosas interfaces irrepetibles, temporales, difuminadas, familiares... ¿Te imaginas que de esto estén hechos los sueños que invocamos para convertir en realidad?

2 comentarios:

Poquitín dijo...

¿Y te imaginas si pudiéramos alcanzarlos con la mano una vez que toman la forma que queremos darles? ¿Te imaginas que fueran comestibles como el algodón de azúcar?
Casi puedo asegurar que el azul sí es de agua fresca...

Kocol dijo...

¡Uy, sí! Algodón de azúcar de diferentes colores y cotufas y manzanas acarameladas y cucuruchos de maní y pasteles de chocolate y...